La prevalencia de la obesidad en niños y adolescentes se ha cuadriplicado en los últimos 30 años. Aproximadamente el 18,5 % de los jóvenes en los Estados Unidos cumplen los criterios de obesidad (es decir, percentil del índice de masa corporal [IMC] ≥ 95 para la edad y el sexo). Además, la mayoría de los adolescentes tienen un riesgo del 50 % al 77 % de convertirse en adultos obesos, con un incremento del 80 % si, además, tienen un padre obeso.

Varios grupos han demostrado que los niños de  estatus socioeconómico más bajo se ven afectados de manera desproporcionada por esta epidemia.  Los efectos del estatus socioeconómico y la cultura en la obesidad infantil son complejas y multifacéticas. En los últimos 30 años, las fuerzas económicas han resultado en un aumento en la incidencia de hogares con doble ingreso y con éste cambio en la dinámica del hogar;  las familias dependen cada vez más de la disponibilidad de comida rápida o alimentos procesados ​​para el consumo diario. Estos alimentos preparados industrialmente son los responsables del progresivo aumento de peso.

En vista de esto, la Sociedad Estadounidense de Cirugía Bariátrica y Metabólica (ASMBS) considera que la cirugía bariátrica (CB) constituye un tratamiento seguro y eficaz para la obesidad en adolescentes y la considera el tratamiento estándar.

Los niños y adolescentes presentan factores exclusivos propios de su edad que deben ser abordados antes de la CB y que son diferentes al abordaje estandarizado para adultos.

Hoy en día, existe una falta de estandarización del manejo de la nutrición para el paciente adolescente bariátrico y las recomendaciones nutricionales existentes se basan en guías de mejores prácticas.

La cirugía bariátrica en niños y adolescentes se está generalizando, sin embargo, la evidencia aún es escasa y de mala calidad y muchos de los pacientes son demasiado jóvenes para dar su consentimiento. Existe un imperativo moral para ayudar a los menores obesos a evitar problemas de salud graves, pero hay poca evidencia de alta calidad sobre la seguridad, los resultados y la rentabilidad de la cirugía bariátrica en este grupo.

Realizar cirugía bariátrica a niños y adolescentes obesos para disciplinar su comportamiento amerita reflexión y cautela. Se necesita más evidencia sobre los resultados para poder equilibrar los beneficios y los riesgos con el fin de proporcionar información válida  a los menores y los padres, ya que la mayoría de los estudios han sido pequeños y de seguimiento limitado.

Distribución calórica

La distribución de las calorías debe tener la siguiente fórmula:

Niño
Niña

Autor: Dr. Gasman Ochoa A. Cirujano General – Cirugía Baríatrica

Fecha: Riobamba, 13-02-2022


Postgrados realizados

  • Curso de Post Grado HANDS ON “Cirugía Laparoscópica de Avanzada” dictado en la Ciudad de Corrientes-Argentina.  
  • Curso de Post Grado HANDS ON “Cirugía Metabólica y de la Obesidad” dictado en la Ciudad de Corrientes-Argentina.
  • Curso de Cirugía Bariátrica (FORUM LATINOAMERICANO) realizado en Hospital Nicholson Center, Orlando, Florida.
  • Egresado de Maestría de Gerencia en Salud de la UNL.

Redes Sociales


Contáctame

  • Riobamba: Rioconsultorios – Riohospital.
  • Dirección: Jijón y Segundo Rosero. Esquina. Consultorio #7
  • Teléfono: 032607099 / 0958757917 / 0995393648
  • En casos de emergencia: 0999 003 983
OBESIDAD INFANTIL

Un pensamiento en “OBESIDAD INFANTIL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Hola, ¿En qué puedo ayudarte?